20/12/2023

La brecha con la nafta súper es de 3 a 1 en la mayoría de las provincias del país, y aún más extensa en Ciudad de Buenos Aires donde en algunas Estaciones de Servicio el litro de súper cuesta hasta 5 veces más.

La suba de los combustibles líquidos, de hasta un 90 por ciento en los últimos 30 días, reavivó el interés por el GNC y no es para menos: la brecha con la nafta súper es de 3 a 1 en casi todo el país, con la salvedad que en algunas Estaciones de Servicio de la Ciudad de Buenos Aires el gas cuesta la quinta parte.
“La diferencia económica es muy favorable para el consumidor”, dice el presidente de la Cámara de Expendedores, Pedro González. Y reclama: “Necesitamos que el gobierno fomente políticas públicas a favor del gas vehicular. Es hora de que los autos vuelvan a salir de fábrica con los equipos colocados y que los cubra la garantía”.
Hace un tiempo, desde la Cámara de Productores de Equipos (CAPEC), presentaron una iniciativa como una alternativa sólida que beneficie al sector y a los usuarios, y también a la macroeconomía energética. Se trata de la implementación de créditos subsidiados a tasas accesibles exclusivos para la conversión de vehículos a GNC.
Por su parte, Carlos Grisolía, titular de la Cámara Argentina del Gas Natural Comprimido (CAGNC), entidad que nuclea a empresas que integran toda la cadena de valor industrial y de servicios dedicados al gas natural, expresó al sitio Surtidores que “las expectativas no cambiaron en cuanto a lo que tenemos por delante”.
“Sigue habiendo un gran horizonte tanto para el desarrollo del GNC, como del GNL y confiamos en poder al fin llegar al uso intensivo del gas como combustible en el transporte pesado, tanto de carga como de pasajeros “, resaltó
“Esperamos que las medidas que se tomen sean las correctas y surtan efecto cuanto antes”, enfatizó Grisolía.