20/11/20223

La Gerencia Operativa de Logística Urbana de GCBA evalúa el funcionamiento de un camión recolector de residuos impulsado a gas natural comprimido con el objetivo de avanzar hacia un horizonte de transporte de cargas que sea sostenible y respetuoso con el ambiente.

El futuro del transporte de la Ciudad de Buenos Aires está dando un paso muy importante hacia la sostenibilidad y la eficiencia energética. En un esfuerzo conjunto por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar la calidad del aire, realizó una evaluación que marcó un hito significativo en el camino hacia un sistema de transporte más limpio: la prueba de funcionamiento en condiciones reales de operación de un camión de recolección de residuos impulsado a GNC.
En la Ciudad de Buenos Aires, el sector del transporte es responsable de aproximadamente el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Sólo la movilidad logística, que se encarga de que la mercadería llegue a cada barrio y también de retirar los residuos, genera el 7,4% del total. Se trata de un nicho fundamental en donde explorar nuevas alternativas de energía más limpia y sustentable.
Entre los años 2022 y 2023, la Gerencia Operativa de Logística Urbana de GCBA, junto con la Coordinación de Bajas Emisiones, llevó a cabo un estudio de evaluación del funcionamiento de un camión del servicio público de recolección de residuos en la Ciudad de Buenos Aires. Esta iniciativa se centró en la evaluación de la tecnología a GNC de un camión de la flota de la empresa CLIBA. Específicamente, se analizó la viabilidad técnica, operativa, económica y ambiental de esta tecnología en condiciones reales de operación.
Este tipo de estudios es crucial para conocer cómo encarar la misión de reducir las emisiones y mejorar la calidad del aire de la Ciudad. Con una mirada proyectada hacia el futuro, la Gerencia está comprometida a intensificar evaluaciones para entender y dar a conocer nuevas tecnologías más amigables con el ambiente en vehículos de logística. El objetivo es avanzar hacia un horizonte de transporte de cargas que sea sostenible y respetuoso con el ambiente.
Esto es apenas el comienzo de un trayecto comprometido hacia la creación de un sistema de logística urbana que mejore significativamente la calidad de vida de todos los residentes de la Ciudad de Buenos Aires.