20/06/2024

Esta infraestructura reemplazará la provisión de gas que anteriormente se importaba desde Bolivia.

Tras una reducción en la provisión de gas, se reanudan las obras del estratégico Gasoducto Norte, el cual conectará la Cuenca Neuquina, donde crece la producción de gas no convencional de Vaca Muerta, con siete provincias del centro y norte de Argentina.
Las provincias de Santiago del Estero, Tucumán, Catamarca, Salta, Jujuy, La Rioja y Córdoba se beneficiarán de esta conexión, recibiendo gas tanto para uso domiciliario como para la generación de electricidad en centrales térmicas. El proyecto cuenta con un financiamiento de 540 millones de dólares por parte del Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF).
La reversión del Gasoducto Norte es la única obra pública nacional licitada durante el gobierno de Javier Milei. Su concreción es posible gracias a los fondos del organismo financiero internacional, enfocados en el desarrollo de infraestructura energética en la región. Se espera que las obras finalicen en septiembre, en un contexto de disminución del suministro de gas desde Bolivia, que enfrenta una crisis de abastecimiento interno.

Progreso de las obras

Supervisadas por la compañía estatal ENARSA, las obras están a cargo de la Unión Transitoria de Empresas (UTE), conformada por Techint y Sacde, quienes previamente realizaron el Gasoducto Presidente Néstor Kirchner.
La última fase completada este mes tuvo lugar en Arroyo Cabral, Córdoba. La UTE utilizó un sistema de soldadura automática que aceleró los tiempos de ejecución, permitiendo finalizar 4.059 soldaduras en 41 días, avanzando un promedio de 3 kilómetros diarios.
El proyecto, con un costo total de 720 millones de dólares, del cual el préstamo de la CAF cubre el 66%, incluye la construcción de 22 kilómetros de gasoducto, 62 kilómetros de loops en el Gasoducto Norte a la altura de Ferreyra y la ciudad de Córdoba, y el cambio de sentido de cuatro plantas compresoras. El último pago del Gobierno nacional a la UTE se realizó en mayo, por un total de 14.000 millones de pesos, financiados con créditos de bancos comerciales.