20/05/2023

Será por tres importantes proyectos de gas que comenzarán a operar para 2028 y que bombearán 50Mm3/d a la red nacional de gas natural.

Si dicha expansión se concreta, garantizará la atención de la creciente demanda, dijo al sitio BNamericas un representante de la asociación local de distribuidoras, Abegás.
La producción costa afuera nacional ronda los 120 millones de pies cúbicos diarios (Mm3/d), pero solo el 32% de ese total, o 38Mm3/d, llega a los sectores industrial, comercial, residencial, vehicular y termoeléctrico tras la reinyección (53% del total), el consumo en plataformas de producción (11,6%) y la quema (2,7%).
Sin embargo, se prevé que tres importantes proyectos de gas que comenzarán a operar para 2028 bombearán otros 50Mm3/d a la red nacional de gas natural.
El gasoducto Rota 3, de Petrobras, arrancará su funcionamiento en 2024, y traerá a tierra 18Mm3/d adicionales de gas desde campos presalinos.
Tres años después, la estatal planea instalar dos FPSO en la cuenca Sergipe-Alagoas para producir 9Mm3/d de gas natural cada una. Y, a partir de 2028, Equinor comenzará a bombear 14Mm3/d de gas a la red brasileña a través del proyecto BM-C-33, un desarrollo que involucra inversiones totales de US$9.000 millones.
La aprobación final de la decisión de inversión la anunció la empresa noruega, en sociedad con Petrobras y Repsol Sinopec Brasil.
Ubicado en la cuenca presalina Campos, en el estado de Río de Janeiro, el bloque se encuentra a unos 200 km costa afuera a profundidades marinas de hasta 2.900m. Se descubrieron tres acumulaciones de gas y petróleo/condensado en BM-C-33: Pão de Açúcar, SEAT y Gávea, y se espera recuperar más de 1000 millones de barriles equivalentes de petróleo.
El proyecto se basa en la producción por pozos conectados a una FPSO con capacidad para procesar petróleo/condensado y gas y separarlos para su venta.
El gas natural se exportará a la costa a través de un gasoducto submarino que se conectará a la infraestructura de recepción ubicada en el Terminal Cabiúnas (Tecab), y luego se conectará a la red de transporte de gas.
“BM-C-33 es uno de los principales proyectos del país para suministrar nuevos volúmenes de gas. El gas entregado podría representar el 15% de la demanda total de Brasil al inicio de la producción”, aseveró en un comunicado la presidenta ejecutiva de Equinor en Brasil, Veronica Coelho.
Marcelo Mendonça, director de estrategia y mercado de Abegás, dijo que el aumento en el volumen de gas ofrecido al mercado será muy bienvenido, ya que la demanda está algo limitada en la actualidad.
Destacó el segmento de vehículos pesados, que tiene un gran potencial para sustituir el diesel por gas, ayudando a Brasil a alcanzar sus metas de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y, al mismo tiempo, reducir las importaciones de combustibles.
“Si consideramos solo lo que importa Brasil en términos de diésel, son 30Mm3/d de gas. Eso sin contar los vehículos livianos, que actualmente consumen alrededor de 7Mm3/d, que también podrían crecer”, expicó a BNamericas.
Otros ejemplos de sectores que demandarán gas son la industria química, especialmente para la producción de fertilizantes, y la generación termoeléctrica, cuya expansión se considera importante para servir de respaldo a las fuentes de energía eólica y solar, que son intermitentes.
Mendonça destacó que el incremento de la oferta coinide con los programas del Gobierno Federal, como Gás para empregar, lo que eleva la competitividad de la industria brasileña y crea nuevos puestos de trabajo.
“En los primeros años se generarán nuevos puestos de trabajo debido a la mano de obra necesaria para las obras de infraestructura”, afirmó Mendonça.