20/06/2019

La empresa puede comenzar a transportar producción de shale gas.  

Transportadora Gas del Sur (TGS) ya finalizó la primera etapa del gasoducto que construye en Vaca Muerta y en consecuencia está en condiciones de comenzar a transportar el fluido hacia el sistema troncal.
Se trata de otra obra crucial para garantizar la captación de la producción en áreas de la formación shale, la segunda reserva mundial de gas de esquisto.
Luego del anuncio de la compañía, resta que las operadoras que acordaron con la empresa transportadora empiecen a inyectar su producción de gas natural.
“Ya hemos firmado acuerdos para transportar gas de siete áreas productoras diferentes y esperamos sumar nuevos bloques durante este año y buscaremos ampliar las instalaciones de acondicionamiento en el 2021”, informó el flamante CEO de la empresa, Oscar Sardi.
En esta primera etapa, TGS invertirá unos 300 millones de dólares para la construcción de un gasoducto de 150 kilómetros que atravesará diferentes yacimientos de la formación de Vaca Muerta.