20/05/2020

Un proyecto del PRO de Neuquén busca en el Congreso un marco jurídico para incentivar al transporte y la industria que utilice gas natural licuado.

El autor es el diputado Francisco Sánchez, quien aseguró que busca consensuar este proyecto con el oficialismo en el Congreso de la Nación (Sánchez es secretario de la comisión de Energía de la Cámara Baja presidida por otro neuquino, Darío Martínez -Frente de Todos-).


“Vaca Muerta tiene un enorme potencial en gas, como es sabido. Sin embargo, la producción de gas licuado a gran escala es un problema. Se siente el paso de la situación económica. Pero hay experiencias e iniciativas que permiten pensar en proyectos de menor escala, que al mismo tiempo permitan avanzar en la producción y general valor agregado en otros segmentos industriales”, dijo Sánchez al portal Más Energía.
Dentro de los rubros que podrían quedar sujetos a este régimen de promoción, se encuentran las “las actividades relacionadas con la producción de gas natural licuado, conforme la presente enumeración no taxativa: a) la exportación e importación de gas natural; b) el diseño, desarrollo, c) implementación, construcción, puesta a punto, operación y mantenimiento de sistemas e infraestructura, de cualquier naturaleza, vinculada a la licuefacción y transformación del gas natural en Gas Natural Licuado; y d) el transporte, distribución por redes, comercialización, uso vehicular o industrial y posteriores transformaciones del Gas Natural Licuado”.
Las importaciones de bienes y servicios dentro de este régimen de promoción quedarían excluidas de cualquier tipo de restricción para el giro de las divisas al exterior del país correspondientes al pago de tales importaciones.
Sánchez sostuvo que el objetivo es presentar el texto en la comisión de Energía, apenas se reanude la actividad legislativa. “Creemos que es menos complicado ir hacia esto que a una gran planta de licuefacción”, consideró el diputado.
“La idea es apuntalar principalmente el consumo de GNL y no la producción de gas. Es un proyecto que se concibe para favorecer a toda la cadena productiva, pero que hace eje en facilitar el consumo del gas licuado, en un contexto en que las exportaciones a gran escala son un problema. Existen proyectos de baja escala que muestran que ese camino es viable, y lo mismo ocurre con transportes que ya utilizan este combustible en el país”, planteó Sánchez.