20/05/2018

El más reciente reporte anual de indicadores de la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas) revela el panorama general de la industria en materia de aire limpio, transporte y su impacto en la economía. 

Según el informe del gremio, mientras que en el mundo la demanda de gas natural y energías renovables se incrementará a través de los años, en Colombia la falta de acciones en materia ambiental producirá, por el contrario, un mayor consumo de petróleo y carbón.
“El gas natural es considerado el combustible fósil más limpio, ya que no produce grandes cantidades de material particulado, reduciendo las emisiones de CO2 en un 50% con respecto al carbón, y en un 30% con respecto al diésel”, explicó Orlando Cabrales Segovia, presidente Naturgas.
En Colombia, alrededor de 10.000 personas mueren por año a causa de la contaminación del aire. Además, se registran más de 67,8 millones de enfermedades o síntomas por la contaminación del aire.
Los indicadores de Naturgas señalan que el mayor contaminante del aire es el material particulado fino (PM2.5), producido por los vehículos a gasolina y diésel, así como las industrias que operan con el carbón.
“Cartagena, Medellín, Bogotá y Cali tienen niveles de contaminación muy superiores a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en cuanto a las concentraciones de PM2.5, los cuales tienen niveles superiores a un 50% y 350%”, recalcó Cabrales.
Por esta razón, Naturgas propone, para disminuir los índices de contaminación en las principales ciudades del país, que los sistemas de transporte utilicen gas natural.
De acuerdo con el sector gasífero, los buses que son fabricados para operar con ese combustible reducen prácticamente a cero las emisiones de material particulado y disminuyen en un 25% el costo de adquisición y de operación, en comparación con un vehículo diésel.
“En los próximos cuatro años, el sistema integrado de transporte en Colombia requerirá 1.500 articulados, 15.000 buses y 16.000 microbuses, siendo esta la oportunidad para incorporar vehículos a gas natural”, reiteró el presidente de Naturgas.
Además indicó que usar gas natural comprimido vehicular tiene disminuciones cercanas al 100% de PM2.5, superiores al 75% de óxidos de nitrógeno (NOx) y entre el 20% y 30% de dióxido de carbono (CO2), frente a las generadas por un vehículo impulsado por diésel.
Los registros de Naturgas se refrendan con los de un estudio que realizó la firma Steer Davies Gleave (SDG) para Gases del Caribe, en el que se indica que una mayor utilización del gas natural vehicular en el transporte público urbano de las ciudades mencionadas genera un valor presente de beneficios netos de $10,8 billones en 20 años.
“El flujo de beneficios aumenta rápidamente durante 2018-2022, cuando las flotas de transporte público colectivo GNV ingresan a circular, para alcanzar un nivel promedio de $2,3 billones anuales durante 2023-2035”, señala el estudio.
Afirma, además, que estos beneficios netos son en su mayoría privados (reducción de costos totales) y su magnitud y comportamiento se explican por el diferencial de precio entre el GNV y la gasolina o diésel de las proyecciones oficiales de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) durante el periodo, sobre el costo total (costos anualizados fijos más variables) de operación de los propietarios de los vehículos.
“Cerca del 42% de estos beneficios provienen de Bogotá; el 17% del área metropolitana del Valle de Aburrá; Cartagena y Barranquilla tienen una participación cercana al 10% cada una; mientras que Cali, Bucaramanga y Pereira tienen participaciones cercanas al 5% cada una”, reza el estudio de SDG.
Así mismo, esta investigación proyecta que el aumento de consumo de gas natural en el transporte urbano se cuadriplicará para el 2021, pasando de niveles cercanos a 500 millones de m3 en el 2015 hasta los 2.000 millones de m3 en el año 2021.
Asimismo, al considerar varios escenarios posibles, el cambio del “hacer nada” al escenario “hacer algo” genera un aumento del consumo de GNV de 770 millones de m3 promedio anual.
Esto se traduce en la liberación de 212 millones de galones anuales en vehículos diésel, que equivalen a 4,8 millones de barriles de petróleo equivalentes al año”, reitera SDG en su estudio.

20/05/2018

Metrogas y Gas Natural Ban presentarán una acción de marketing promoviendo las conversiones a gas natural comprimido. 

Las distribuidoras de gas Metrogas y Gas Natural Ban, lanzarán una campaña para incrementar el número de interesados en convertir sus vehículos al GNC. La intención es que los usuarios aprovechen las innumerables ventajas que propone este combustible, en especial las económicas y medioambientales.
Las empresas invitaron a los expendedores a participar de esta acción que incluirá una página web que en forma interactiva informará a los propietarios de vehículos ya convertidos y a los interesados en volcarse a esta matriz energética, de las conveniencias del GNC con relación a la nafta súper.
A través de una calculadora inserta en la página, se podrá conocer cuál es el ahorro anual en pesos. También se podrá estar al tanto sobre cómo el GNC no altera el ecosistema comparado con su equivalente en líquido.
Por último, se habilitará un 0810 para informar en detalle y evacuar dudas sobre el sistema.
Los empresarios confían que esta decisión de Metrogras y Gas Natural Ban motivará a todas las cámaras empresarias del sector a acompañar y generar nuevas acciones que posicionen al GNC como un combustible, que lejos de ser alternativo, ya pasó a ser el principal en muchos sectores de nuestra sociedad.

20/05/2018

Propone la construcción de una planta de gas en Tierra del Fuego, para aumentar el volumen del producto producido. 

“La intención es aportar una solución a la nueva matriz energética y darle oportunidades de diversificación al GNC y al GLP, de manera sustentable y contribuir a que los automóviles y las estaciones de servicio integren el futuro de los combustibles limpios y baratos”, destacó al sitio Surtidores, el diputado por el PRO Gastón Roma, autor del proyecto de ley para crear una planta de licuefacción de gas natural en la Cuenca Austral de Tierra del Fuego.
“Dicha planta tendrá por objeto la explotación del gas natural de la Cuenca Austral y podrá ser terrestre u offshore mientras se ubiquen en los límites de la provincia, pero, además, será la encargada de realizar el proceso de licuar el gas natural y almacenarlo para su transporte en forma líquida a través de buques tanques, pudiendo re gasificarse e inyectarse a través de las plantas de Escobar e Ingeniero White, ambas en la provincia de Buenos Aires y en una segunda instancia, se podrá exportar a países que así lo requieran”, expresa el proyecto.
El legislador aseveró que de aprobarse esta ley, se producirá de manera inmediatamente automática una baja en los precios finales del GNC, ya que “al aumentar notablemente el volumen del producto producido por Argentina, bajará el gasto en dólares de importaciones de gas”.
Agregó que los aumentos exponenciales en la demanda de combustible que genera el incremento del parque automotor, tanto como la llegada de las nuevas energías implican el planteamiento de un conjunto de soluciones del orden práctico que tiendan a satisfacer las necesidades sociales que contribuyan al desarrollo a mediano y largo plazo. “Esta norma puede estimular la productividad en base a una política eficiente en la producción de energía, destacando, entre otros, algunos de los siguientes beneficios: la explotación con sustentabilidad ambiental, la calidad de nuestro gas, la seguridad de su poder energético, la ductilidad de su utilización y el costo de productividad que en comparación al de los combustibles líquidos seguirá siendo más barato”, detalla el proyecto.

20/05/2018

Los dueños de las estaciones de servicio con GNC de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano celebraron el congelamiento por un año del precio en boca de pozo del gas que anunciaron las distribuidoras Metrogas y Gas Natural Ban, y aseguran que en ese plazo el gas no debería incrementarse más de $1. 

En diversas regiones del país y especialmente en territorio bonaerense y en la Ciudad de Buenos Aires, las estaciones de servicio de GNC deben renovar a fin de este mes los contratos de provisión de gas y de transporte y distribución. Esta instancia está lejos de ser un problema para los expendedores ya que las comercializadoras informaron que tras acordar con las empresas productoras, decidieron mantener el costo del gas sin modificaciones por un año a pesar de los aumentos programados para los meses de octubre de 2018 y abril de 2019.
La medida abarca a más de 800 estaciones de Capital y los primeros dos cordones del conurbano, pero se espera que luego se extienda al interior del país. En Córdoba ya anunciaron rebajas de precios de hasta $ 2.
De este modo el precio del componente más importante en la conformación del precio final, que es el gas natural, será de $3,9366 por metro cúbico para los puntos de carga comprendidos dentro del área de influencia de la licenciataria.
Otro detalle relevante dado a conocer durante el encuentro, es que los contratos se mantendrán en pesos. En este sentido cabe remarcar que hay diversas empresas que pugnan por ingresar al negocio ofreciendo el fluido a un precio más bajo, aunque el que prometen es el destinado a la actividad industrial, además de ser en dólares.
“Al no quedar atado a un aumento de precio del millón de BTU en octubre y no estar atados a la variación del dólar nuestra única variante (para subir los precios al consumidor) será algún costo menor”, destacó Pedro González, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC (CeGNC). “En octubre se ajustará por audiencia pública sobre el transporte y distribución, pero esto es un margen mucho menor del precio final y también podemos estar hablando de otros 30, 40 ó 50 centavos. Estamos hablando que el GNC podría aumentar no más de un peso de acá a un año”, subrayó el dirigente.
En el mercado se espera que este acuerdo de congelamiento potencie las conversiones.
Vale recordar que el año pasado, el Ministerio de Energía y Minería dispuso a través de la Resolución 80-E/2017, reglamentada posteriormente por el Enargas mediante Resolución 4407/2017 que “los usuarios que adquieran gas natural con destino a expendio de GNC podrán adquirir dicho gas natural a las prestadoras del servicio de distribución de su zona o área de distribución o en forma directa a los productores o comercializadores de gas natural”.

20/04/2018

A pesar del aumento en el valor del metro cúbico, que empezó a regir el pasado 1 de abril en todo el país, el sector del GNC sigue sonriendo. Y no es para menos: tras la crisis de 2016 que afectó a la industria, las conversiones siguen en aumento. 

Luego de la crisis que vivió el sector en 2016, cuando se produjo un fuerte aumento en el precio del GNC por la quita de los subsidios nacionales dispuestos por el Ministerio de Energía, los talleres de conversión de vehículos a gas natural comprimido volvieron a trabajar como en sus mejores épocas.
Según los últimos datos del Ente Nacional Regulador de Gas, las conversiones crecieron un 32% interanual. En marzo fueron 11.326 autos los convertidos a GNC, frente a 8.413 del mismo mes del año pasado. Por lo que el primer trimestre de 2018 tuvo un 32% más de conversiones que en el mismo período de 2017.
La ampliación de la brecha entre el precio del GNC y de los combustibles líquidos contribuye al buen momento del GNC. A pesar del incremento de un 15% promedio que se vio en los surtidores a partir del 1 de abril, la diferencia entre el GNC y las naftas es de un 50%.
Por la gran demanda, los equipos de GNC sufrieron un incremento este año. La suba llegó luego de casi dos años en los que, en un contexto adverso y a pesar de que la inflación alcanzó el 25%, prácticamente no hubo modificaciones de precios.
El aumento es del orden del 12% (varía según la marcas y la complejidad) y, básicamente, se explica por la suba del valor de los tubos de acero.