20/05/2018

La automotriz se posicionó como la marca referente en gas natural comprimido del Grupo alemán. 

El presidente de SEAT, Luca de Meo, anunció que el Centro Técnico de SEAT, que cuenta con más de 1.000 ingenieros, desarrollará la tecnología GNC para el Grupo Volkswagen, convirtiéndose así en un Centro de Tecnología a nivel internacional. “Queremos que ésta sea una tecnología made in Spain, queremos ser pioneros y creemos que lo vamos a conseguir”, afirmó.
De Meo definió esta energía como “una alternativa sostenible y rentable frente a los combustibles tradicionales y al vehículo eléctrico”. Señaló que los clientes buscan autonomía, que la carga pueda realizarse en el trabajo o en casa y que sea rápida. “En definitiva, que el proceso sea fácil y económico”.
“Lo bueno de la tecnología GNC es que ya existe”, por lo que “no son necesarias grandes inversiones y puede ofrecerse ampliamente a los clientes”, afirmó. Entre sus grandes ventajas se encuentra el tiempo de carga, que es rápido y limpio; y que tiene un precio similar a los coches diésel o gasolina. Por ello, “el GNC no es sólo una tecnología puente, sino una alternativa real a largo plazo”.
Ante los máximos representantes de la industria del gas, Luca de Meo destacó que estos vehículos tienen la doble vertiente ECO (ECOlógicos y ECOnómicos), ya que existen reservas de gas para cientos de años.
Indicó, también, que si el parque de vehículos de España contase con un millón de vehículos a GNC, se dejarían de emitir a la atmósfera 1,2 millones toneladas de CO2/año, lo equivalente a cubrir Madrid de árboles. “Además, supondría un ahorro al conductor de entre 700 y 1.000 euros al año”.