20/05/2018

Propone la construcción de una planta de gas en Tierra del Fuego, para aumentar el volumen del producto producido. 

“La intención es aportar una solución a la nueva matriz energética y darle oportunidades de diversificación al GNC y al GLP, de manera sustentable y contribuir a que los automóviles y las estaciones de servicio integren el futuro de los combustibles limpios y baratos”, destacó al sitio Surtidores, el diputado por el PRO Gastón Roma, autor del proyecto de ley para crear una planta de licuefacción de gas natural en la Cuenca Austral de Tierra del Fuego.
“Dicha planta tendrá por objeto la explotación del gas natural de la Cuenca Austral y podrá ser terrestre u offshore mientras se ubiquen en los límites de la provincia, pero, además, será la encargada de realizar el proceso de licuar el gas natural y almacenarlo para su transporte en forma líquida a través de buques tanques, pudiendo re gasificarse e inyectarse a través de las plantas de Escobar e Ingeniero White, ambas en la provincia de Buenos Aires y en una segunda instancia, se podrá exportar a países que así lo requieran”, expresa el proyecto.
El legislador aseveró que de aprobarse esta ley, se producirá de manera inmediatamente automática una baja en los precios finales del GNC, ya que “al aumentar notablemente el volumen del producto producido por Argentina, bajará el gasto en dólares de importaciones de gas”.
Agregó que los aumentos exponenciales en la demanda de combustible que genera el incremento del parque automotor, tanto como la llegada de las nuevas energías implican el planteamiento de un conjunto de soluciones del orden práctico que tiendan a satisfacer las necesidades sociales que contribuyan al desarrollo a mediano y largo plazo. “Esta norma puede estimular la productividad en base a una política eficiente en la producción de energía, destacando, entre otros, algunos de los siguientes beneficios: la explotación con sustentabilidad ambiental, la calidad de nuestro gas, la seguridad de su poder energético, la ductilidad de su utilización y el costo de productividad que en comparación al de los combustibles líquidos seguirá siendo más barato”, detalla el proyecto.