20/03/2018

Desde mediados de 2017 el sector revirtió la crisis que atravesó en los primeros meses de la gestión del Gobierno de Macri por el aumento en el gas y, desde entonces, las conversiones a GNC vienen creciendo a buen ritmo.
De acuerdo con datos del Ente Nacional Regulador del Gas, los vehículos convertidos a GNC en enero fueron 9812 en todo el país, con un crecimiento interanual de 27,4%. Febrero –aún sin cifras oficiales-, va camino por lo menos a empatar la cifra del mismo mes de 2017.
El promedio de conversiones en la primera mitad del 2017 fue de 6927 mensuales (con caída respecto a 2016), mientras en el segundo semestre trepó a 8651 por mes (en aumento). Las subas en las naftas en los últimos meses impulsaron el nuevo posicionamiento del GNC, cuyo precio en los surtidores es históricamente un 50% más barato que los combustibles líquidos.
El GNC es una opción muy económica: en algunas zonas del país cuesta entre un 35% y un 40% en relación a la nafta. Un metro cúbico de GNC vale en la Ciudad de Buenos Aires alrededor de $10, mientras que el promedio del país arroja $12,71, según un informe de la Cámara de Empresarios de Combustibles de Córdoba (Cecc). El litro de nafta súper en Capital, en tanto, sale $24,39. Aunque ambas unidades de medidas no son comparables en cuanto al consumo del auto, el incremento de los dos valores fue muy desigual.
Sin bien en abril se producirá el aumento en las tarifas de gas, especialistas señalan que el incremento del precio del GNC no será mayor a $1 por metro cúbico.
Pese al furor, las ventas de GNC en las estaciones de servicio aún no repuntan. De acuerdo a cifras oficiales, en noviembre (último dato oficial publicado) se despacharon 208,3 millones de m3, con una baja interanual de 7,3%. Las ventas para todo 2017 apuntaban a cerrar un 10% abajo de 2016, en un año de boom de la demanda de nafta premium *y de crecimiento en el consumo de nafta súper, por la recuperación económica. El año pasado cerró con un parque automotor a GNC registrado en 1.670.840 unidades, un 4,2% menos que en 2016.