El Ministerio de Energía y Minería dio marcha atrás con una resolución del año pasado y habilitará a los dueños de estaciones de GNC a adquirir el gas directamente a quienes lo producen. 

 

Por medio de la resolución 80-E/2017, el Gobierno anuló los efectos del artículo 5 de la resolución 34-E/2016 de Energía que obligaba a los expendedores a comprar solamente a las distribuidoras el gas natural que luego transforman en GNC. Hasta ese momento, estaba la opción de comprarlo más barato a las petroleras en boca de pozo.

Los expendedores denunciaban que con esa modificación debían pagar más impuestos: tasa hídrica, impuestos a la transferencia de combustibles (ITC), entre otras tasas, lo que les hacía perder rentabilidad.

La nueva norma establece que a partir del 1 de mayo de este año los usuarios que adquieran gas natural con destino a expendio de GNC podrán adquirirlo a las distribuidoras de su zona o en forma directa a los productores o comercializadores. A quienes elijan la última opción se les exige respetar “las proporciones de cada cuenca incluidas en los cuadros tarifarios de la distribuidora zonal, así como los porcentajes de gas retenido correspondientes”. Y quienes modifiquen su modalidad de compra no podrán cambiarla por al menos 12 meses.