20/01/2018

“Hoy abastecemos el 100% de Paraguay, el sur peruano y tenemos en mente suministrar GLP a dos estados de Brasil, y una gran cantidad de GLP al norte argentino, a través de Refinor, con quienes firmamos un contrato de intención de compra de más de 200 mil toneladas/año”, destacó Sánchez.
Explicó, además, que los precios internacionales del año 2016 no acompañaban para hacer negocio con la venta de GLP, pero hoy las cosas cambiaron porque la ecuación en el sector de hidrocarburos está en función a los marcadores y la cotización internacional del petróleo.
“Hoy, como los precios del GLP están mucho mejor, nos conviene cambiar el procesamiento de nuestras plantas para que produzcan más GLP y cerremos contratos importantes. El precio del petróleo WTI, que es la relación directa del gas, hoy está en 63 dólares, en 2016 estaba en 26 dólares, mientras más suba el petróleo mejor precio tendremos por el GLP”, aseguró.
En diciembre del año pasado, YPFB anunció que enviará un promedio mensual de 5.500 toneladas de GLP en la época invernal y 4.800 toneladas en verano al mercado paraguayo, que está abastecido en un 90% por el combustible boliviano. “En Asunción hemos cerrado los volúmenes comprometidos para el año 2018 con representantes de Capagas, que es la institución que aglomera a todas las empresas que son nuestros clientes de GLP en Paraguay”, explicó el presidente de YPFB, Óscar Barriga.
El combustible se enviará desde la planta de separación de líquidos del gas natural situada en la provincia Gran Chaco de la región de Tarija, fronteriza con Argentina y Paraguay.
El precio y el volumen fueron acordados por YPFB con las empresas Gas Total, Copesa, Copetrol, Petrobras, Puma y Gas Corona, que están asociadas a la Cámara Paraguaya del Gas (Capagas).