20/01/2018

Una aplicación permitirá que los usuarios puedan solicitar y pagar un tubo de 10 ó 45 kilogramos, a través del celular. 

La venta de garrafas de gas inició su camino hacia la digitalización, con la iniciativa de la empresa Total de permitir que los usuarios puedan solicitar y pagar un tubo de 10 ó 45 kilogramos del fluido, a través de su teléfono celular, de una computadora o de una tablet.
“Total puso en línea un sitio a través del cual comercializa sus productos de gas envasado en garrafas de 10 y 45 kilogramos, y de gas a granel para sus clientes residenciales”, comentó a Télam, la directora de Marketing y Comunicación de la empresa, Aixa Domínguez Brizzio.
Si bien existe otra empresa que lo viene haciendo, Amarilla Gas, la cobertura de ésta se reduce sólo a cuatro ciudades: Corrientes; Posadas (Misiones); Resistencia (Chaco) y Reconquista (Santa Fe); Total será la primera en abarcar 19 provincias del país, con excepción de Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.
Incluso se anticipará a YPF, que tiene bajo estudio el lanzamiento de una aplicación también de comercio electrónico de garrafas, pero que aún no definió el momento en que lo hará.
El mercado minorista argentino de GLP está conformado por 46 empresas dedicadas al fraccionamiento y comercialización en garrafas y cilindros, y a granel. La mayoría de estas empresas opera a través de recibir los pedidos por teléfono, correo electrónico, o a través de wathsapp; y luego envía la garrafa al domicilio del consumidor donde se produce el pago en efectivo.
“La iniciativa de ir hacia el comercio electrónico surge a partir de buscar diferenciar la forma de llegar a nuestros clientes. Las nuevas generaciones apuntan a lo digital, no podemos estar afuera de esto, queremos ser pioneros e innovar”, indicó la ejecutiva de Total.
Explicó que “la tienda online está formada por todos los distribuidores y puntos de venta de Total”, y añadió que “sólo poniendo la dirección, o simplemente con detectar la ubicación del celular que hace la consulta, puede ver cuál es el distribuidor más cercano disponible”.
Detalló que “la plataforma se desarrolló integrada con Mercado Pago”, al igual que lo ofrece Amarilla Gas.

20/01/2018

El Gobierno busca frenar las emisiones del principal gas responsable del cambio climático. 

La reforma tributaria planteada por el presidente Mauricio Macri, incluye un impuesto a los combustibles fósiles. Según adelantó Juan Carlos Villalonga, diputado de Cambiemos, estará vinculado con la emisión de dióxido de carbono.
“De aprobarse, el impuesto, que será un monto fijo, se aplicará inicialmente a los combustibles líquidos para luego, en 2020, extenderse al gas, GLP y carbón”, señaló el legislador.
El dióxido de carbono es el principal gas de efecto invernadero. Un aumento en su concentración atmosférica durante el último siglo es el que ha provocado un calentamiento del planeta que está trayendo y traerá consecuencias muy graves para la civilización.
El impuesto establece un precio del carbono mediante la definición de una tasa impositiva sobre las emisiones, y es parte del impulso que la gestión de Macri le está dando a las fuentes limpias de producción de energía, como la solar y la eólica. Los programas Renovar para la instalación de este tipo de generadores han sido un éxito.

20/01/2018

“Hoy abastecemos el 100% de Paraguay, el sur peruano y tenemos en mente suministrar GLP a dos estados de Brasil, y una gran cantidad de GLP al norte argentino, a través de Refinor, con quienes firmamos un contrato de intención de compra de más de 200 mil toneladas/año”, destacó Sánchez.
Explicó, además, que los precios internacionales del año 2016 no acompañaban para hacer negocio con la venta de GLP, pero hoy las cosas cambiaron porque la ecuación en el sector de hidrocarburos está en función a los marcadores y la cotización internacional del petróleo.
“Hoy, como los precios del GLP están mucho mejor, nos conviene cambiar el procesamiento de nuestras plantas para que produzcan más GLP y cerremos contratos importantes. El precio del petróleo WTI, que es la relación directa del gas, hoy está en 63 dólares, en 2016 estaba en 26 dólares, mientras más suba el petróleo mejor precio tendremos por el GLP”, aseguró.
En diciembre del año pasado, YPFB anunció que enviará un promedio mensual de 5.500 toneladas de GLP en la época invernal y 4.800 toneladas en verano al mercado paraguayo, que está abastecido en un 90% por el combustible boliviano. “En Asunción hemos cerrado los volúmenes comprometidos para el año 2018 con representantes de Capagas, que es la institución que aglomera a todas las empresas que son nuestros clientes de GLP en Paraguay”, explicó el presidente de YPFB, Óscar Barriga.
El combustible se enviará desde la planta de separación de líquidos del gas natural situada en la provincia Gran Chaco de la región de Tarija, fronteriza con Argentina y Paraguay.
El precio y el volumen fueron acordados por YPFB con las empresas Gas Total, Copesa, Copetrol, Petrobras, Puma y Gas Corona, que están asociadas a la Cámara Paraguaya del Gas (Capagas).