20/08/2019

La empresa Embor, especializada en la fabricación de tapones de seguridad para GLP, con más de medio siglo de actividad en el mercado nacional y una de las primeras firmas que contó con la aprobación de Gas del Estado ,-ostenta la Certificación FA N° 15 del Registro Nacional de Industrias de GLP de la Subsecretaría de Combustibles de la Nación-, reinició sus exportaciones a la República de Cuba con un primer embarque de 900 millares a cuenta de aproximadamente 5.400 que se irán produciendo a lo largo de los próximos meses.
La empresa cubana es una asociación mixta que comenzó a operar en 1998 cuya principal actividad es la gestión, envasado y distribución de GLP en el área occidental de Cuba que incluye sus provincias de La Habana, Matanzas y Pinar del Río que abastece de gas licuado envasado en garrafas y a granel a más de 500 mil núcleos familiares e industrias y hotelería.
Los directivos de Embor señalan que fueron proveedores durante más de diez años de la empresa cubana “hasta que la apreciación de la moneda estadounidense no le permitió ser competitiva” .

20/08/2019

Pertenece a Ieasa y está ubicada en el Parque Industrial de Neuquén. Una demanda judicial por fallas en su construcción mantiene paralizado el complejo desde el 2015. Debía abastecer a Neuquén, Río Negro, y el sur de Mendoza y La Pampa. 

En el medio del Parque Industrial de Neuquén, allí donde las enormes maquinarias de las petroleras trabajan día y noche, hay un predio en donde lo único que se produce son pérdidas.
Se trata de la Planta Fraccionadora de Garrafas y Zepelines que montó la ex-Enarsa, hoy Integración Energética Argentina (Ieasa), una obra que a pesar de haber costado millones de dólares nunca funcionó y desde hace cuatro años está paralizada a la espera de una resolución judicial.
En octubre de 2011, se anunció con bombos y platillos la construcción de una planta con capacidad para llenar 50 mil garrafas por hora. El complejo iba a ser tan importante que garantizaría el aprovisionamiento para las provincias de Neuquén, Río Negro, y el sur de La Pampa y Mendoza.
Para la realización de la obra Ieasa se alió con la cooperativa CALF, la prestadora del servicio eléctrico de la ciudad de Neuquén en una relación donde la estatal retiene el 90% de las acciones y la cooperativa el 10% restante. El aporte de CALF consistió en el terreno donde se construyó la planta, aunque recién en 2017 se logró escriturarlo.
La fecha de inauguración llegó y pasó, y desde ese diciembre de 2013 pasaron cinco años y medio sin que no sólo la planta nunca fuera puesta en funcionamiento, sino también sin que las casi 49.000 garrafas allí acopiadas pudieran ser utilizadas.
A fines de 2015, un informe elaborado por profesionales de la Universidad Nacional de Comahue (UNC) reveló que la obra, que costó cerca de 12 millones de dólares (57 millones de pesos), tenía fallas estructurales.
El cálculo realizado por la universidad fijó que para poder poner en marcha la planta se necesitaría realizar reparaciones que por entonces costaban 2.100.000 dólares. Pero las reparaciones nunca llegaron pues desde el Estado se demandó al arquitecto Carlos Barbato, que estuvo a cargo de la construcción por las fallas, quien negó los cargos y con una contrademanda, llevó a que desde la justicia se dicte una medida de no innovar que ya cumplió cuatro años.
La orden judicial de no modificar el predio apuntó a que un grupo de peritos realice una nueva evaluación, tarea que comenzó hace poco tiempo y recién se encuentra en pleno desarrollo.
Los peritos tendrán a su cargo revisar los resultados del informe que elaboraron los profesionales de la UNC que dio cuenta, por ejemplo, de “fallas estructurales en los sistemas de protección contra incendios y en la configuración de las cañerías de la planta que hacen imposible su operación”.
El informe advierte de la existencia de “fallas en los cálculos de estructura de los sectores de bombas de GLP, descargadero y plataforma de envasado. La revisión de la memoria de cálculo muestra errores conceptuales en la determinación y aplicación de las cargas de viento y la determinación de la acción de la nieve y del hielo”.
Pero los 12 millones de dólares de la obra no fueron los únicos fondos que se destinaron a la planta que nunca fraccionó garrafas. Hasta diciembre de 2015, con el cambio de gobierno, el complejo tenía una larga nómina de personal, entre ellos un gerente radicado a 1.200 kilómetros, en Buenos Aires.

Garrafas arrumbadas

El predio de Ieasa del Parque Industrial de Neuquén contiene un total de 54.845 garrafas que llegaron al complejo cuando se esperaba ponerlo en marcha.
Desde hace casi cinco años, los envases de 10 y 45 kilos permanecen sin destino dado que al no haber sido peritados antes de enviarlos no pueden ser utilizados pues no pasaron ninguna prueba de calidad.
Además de estos envases, 120 tanques graneleros nunca alcanzaron a llegar al predio de la ciudad de Neuquén y permanecen en su punto de envío en la provincia de Buenos Aires. Estos tanques formaban parte del equipamiento de la planta fraccionadora de gas licuado de petróleo (GLP).

Interés de Hidenesa

Desde la firma del Estado neuquino, Hidrocarburos del Neuquén S.A. se reconoció públicamente que les gustaría adquirir la planta fraccionadora de garrafas de Ieasa.
Hidenesa presta el servicio de aprovisionamiento de GLP para pequeñas localidades y parajes del interior provincial en donde no es rentable construir gasoductos. Es por esto que la planta que fracciona garrafas y zepelines le permitiría a la firma estatal ampliar y mejorar los servicios que brinda.

20/07/2019

El acuerdo firmado prevé la instalación de redes de gas, la venta de GLP y la interconexión de gasoductos. 

Los ministros de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, y de Energía de Perú, Francisco Ísmodes, suscribieron tres convenios de cooperación, en el marco del gabinete binacional que se realizó en Ilo, que permitirá la instalación de redes de gas, la comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP) y el estudio para la interconexión de los gasoductos Bolivia–Ilo con el Sur Perú.
“Estos tres acuerdos suscritos fortalecen la integración energética entre ambas naciones y consolidan la internacionalización de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) con miras hacia el Pacífico”, explicó Sánchez, tras la firma de los acuerdos.
El primer convenio permitirá que YPFB, en asociación con una empresa peruana, instale redes de gas en nueve distritos peruanos: Desaguadero, Zepita, Pomata, Juli, Ilave, Platería, Chucuito, Acora y Puno.
El segundo convenio posibilitará que YPFB se constituya en Perú como un agente de la cadena de comercialización de GLP, por sí misma o asociada con una empresa peruana, para abastecer la demanda de ese producto en las poblaciones fronterizas con ese país.
El tercer convenio establece la realización de estudios para la interconexión del gasoducto Bolivia-Perú, con el gasoducto al Sur (Proyecto SIT Gas), que permitirá la exportación de Gas Natural Licuado (GNL) boliviano a través del puerto de Ilo a los mercados de Asia, según informaron desde el Ministerio de Hidrocarburos boliviano.

20/07/2019

Será para abastecer con garrafas a familias de la cordillera y meseta chubutense, abaratando costos de logística y distribución. 

El gerente de Petrominera Chubut Sociedad del Estado, José Luis Esperón, recorrió la vieja planta de Gas del Sur ubicada en el acceso a Esquel, anunciando la pronta instalación en el lugar de un centro de acopio de gas envasado para la distribución a localidades de la cordillera y meseta.
En diálogo con la prensa, Esperón dijo que más allá de que la planta está en desuso desde hace ya bastante tiempo “las instalaciones se encuentran en buenas condiciones y en poco tiempo las podríamos estar utilizando”.
Agregó que el uso de este predio es posible tras la firma del acuerdo que efectuó el gobernador, Mariano Arcioni, días atrás con el Ejecito Argentino “ya que en este lote además de la planta de acopio de gas se ubicará la base de la Brigada de incendios forestales”.
Esperón comentó que para la instalación de la planta de acopio de gas “no es necesario hacer muchas readecuaciones, sólo algunas tareas de mantenimiento ya que la infraestructura reúne los requerimientos que establece la Secretaría de Energía de Nación para lo que es un depósito de gas, está todo previsto para cumplir con las normativas vigentes también para el atraque de camiones. A futuro tendremos también un ingreso para la venta al público a fin de cumplir con un servicio más y llegar en forma directa a aquel que necesita”.
Asimismo, señaló que además de lo que es la logística para llegar con el gas envasado a la cordillera y meseta “la de Esquel será la segunda planta que abriremos ya que la primera fue en Paso del Sapo, de esta manera podremos cubrir bien la región, dar respuesta a toda la demanda y fundamentalmente abaratar costos. PetroChubut es distribuidor oficial de YPF Gas en toda esta región y tenemos camiones propios y camionetas cuatro por cuatro para realizar esta distribución a las localidades, parajes, zonas rurales y toda nuestra red de estaciones de servicio”.

20/07/2019

La suba fue de $174 a $183, lo que significa un incremento del 5,17% a partir del 1 de julio para el programa de beneficio del Estado para los hogares de bajos recursos sin acceso a la red de gas natural. 

El gobierno nacional decidió elevar de $ 174 a $ 183 el subsidio por garrafa para el Plan Hogares, es decir en un 5,17%, a partir de la disposición 104/2019 de la Subsecretaría de Hidrocarburos y Combustibles publicada en el Boletín Oficial.
El 1 de junio último, el Gobierno fijó nuevos precios máximos para la venta de gas en garrafas, de $286,77 para los envases de 10 kilogramos; de $ 344,12 para los de 12; y de $ 430,152 para los de 15; todos valores que no incluyen el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
El 5 de junio, la Secretaría de Energía delegó en la Subsecretaría de Hidrocarburos y Combustibles de esta Secretaría de Gobierno la facultad de autorizar las transferencias del Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Gas Licuado de Petróleo a los beneficiarios correspondientes, en lo relativo al Programa Hogares con Garrafa.
El Programa es un beneficio del Estado nacional para los hogares de bajos recursos sin acceso a la red de gas natural.