20/07/2018

Con el objetivo de garantizar el stock y la disponibilidad para los sectores más vulnerables y evitar que sean víctimas de aprovechamientos en los precios, el Gobierno de Mendoza reforzó la presencia de camiones en los departamentos provinciales, que ofrecen garrafas de 10 kilos a 220 pesos.
En varias localidades de la provincia denunciaron que cobran por una garrafa $330 ó más, lo que también fue tenido en cuenta por el Estado provincial y derivó en sanciones para quienes incumplen con el precio del producto social.
El operativo “Garrafa en el Barrio” empezó en Godoy Cruz y Guaymallén, y se prevé que en los próximos días llegue al sur, donde las temperaturas son todavía más bajas, sobre todo en Malargüe y San Rafael, y en donde aún hay muchas zonas sin conexiones a la red de gas natural y los usuarios necesitan garrafas para poder calefaccionarse.
Desde la provincia informaron que los municipios tendrán que comunicarse con la Subsecretaría de Desarrollo Social para solicitar la presencia del camión con garrafas y en conjunto establecer los días y puntos de venta.
El titular de Desarrollo Social de Mendoza, Alejandro Verón, resaltó que “pretendemos que la gente pague por una garrafa el mismo precio que sale desde el distribuidor. Estamos hablando de 220 pesos”.
Verón sostuvo que “con esto logramos un ahorro para las familias que consumen gas envasado” y aclaró que “no hay faltante de garrafas. El control no depende de la provincia sino de la Nación. Por ahora contamos sólo con algunas herramientas para hacer que bajen el precio”, agregó.
El funcionario recordó que, ante casos de precios abusivos de garrafas, es importante comunicar esa situación a la Dirección de Fiscalización y Control del Gobierno.
“Esta modalidad de operativos de acercar el gas envasado a los sectores que más lo necesitan permite llegar con mejores precios a zonas vulnerables a pedido de los departamentos en función de su demanda y necesidades”, concluyeron desde la provincia.