20/07/2018

Para este año alcanzará los 702 millones de pesos. Era reclamado por las empresas distribuidoras de gas licuado. 

El Gobierno fueguino decidió incrementar los montos que destina al subsidio del gas envasado ante el reclamo de las empresas distribuidoras por la inflación y suba del dólar, lo que da para este 2018 un total de 702 millones de pesos sólo en subsidios a viviendas construidas lejos de una red de gas.
La provincia y las empresas proveedoras, acordaron establecer en $1,60 el valor del kilo de gas en garrafas y $1,30 el kilo de gas a granel que deberá pagar el usuario durante el período enero-junio de este año. En ese lapso, el estado provincial aportará en concepto de subsidio $20,27 por kilo, y la Nación $5,30.
Para el periodo julio-septiembre de 2018, el usuario abonará $2,50 por kilo, tanto de gas de garrafas como a granel; la provincia aportará $23,27 en concepto de subsidio, mientras que lo aportado por Nación seguirá en $5,13.
Según lo determina la normativa nacional, el consumo subsidiado por vivienda es de 250 kilos en verano y 450 en invierno. La diferencia entre ese consumo y el excedente también será afrontada por la provincia.
Tierra del Fuego viene incrementando el importe abonado en forma sostenida, siendo 44 millones de pesos desembolsados en el 2014; 60 millones en el 2015; 172 millones en el 2016; y 400 millones en el 2017. Significando un aumento en el subsidios promedio anual por usuario de 9.084 en 2014; 10.831 en 2015; 28.885 en 2016; y 62.038 en 2017.
Actualmente, la provincia cuenta con 7.450 usuarios empadronados que reciben el subsidio al gas por no contar con acceso a la red, lo que implica un desembolso para las arcas provinciales de 71,9 millones de pesos.