21/09/2020

Durante la pandemia, el GLP una vez más demostró la proximidad que tiene con la sociedad, incluso fue reconocido como actividad esencial en todos los países de la región, lo que posibilitó que el producto fuese llevado sin gran problema al consumidor final. 

 

por
Diego Ciufici N. Alves
Director Ejecutivo de la AIGLP


El Gas Licuado de Petróleo, es un en energético limpio, versátil, fácilmente transportable y almacenable, que en nuestra región todavía es conocido como un energético residencial. Cuando analizamos el consumo de GLP divido por sector, podemos ver la oportunidad que todavía tenemos en otros segmentos.
Esta característica regional del consumo de GLP, en este tiempo de pandemia del COVID-19, resultó positivo, pues con la imposición de las cuarentenas en los países las personas quedaron en casa, aumentando la demanda del segmento residencial.
Durante la pandemia, el GLP una vez más demostró la proximidad que tenemos con la sociedad, incluso fuimos reconocidos como actividad esencial en todos los países de la región, lo que posibilitó que el producto fuese llevado sin gran problema al consumidor final. El sector no paró de trabajar en ningún momento, y de esa manera pudimos seguir llevando el bienestar al consumidor. Esto refuerza la importancia del GLP para la vida cotidiana de la población. Ahora que estamos en pleno invierno en los países del sur, el GLP desempeña un rol todavía más importante, pues el energético también es bastante utilizado para calefacción.

 
El segmento granel tubo una caída importante en los países, pues el esta directamente relacionado a las actividades industriales que tuvieron una disminución considerable. Hoy en días con las flexibilizaciones de circulación, el sector industrial esta retomando sus actividades y por consecuencia, el consumo a granel tiende a crecer en los próximos meses.
Todavía es temprano para evaluar precisamente el impacto que la pandemia va a traer al sector del GLP. Sin duda la incertidumbre que tenemos hoy en día puede retrasar algunas inversiones puntuales de corto plazo, pero cuando hablamos de los planos a medianos y largo plazos, estos todavía deben seguir en los planes de las empresas del sector.
Cuando analizamos el todo, podemos decir que el GLP tuvo y sigue tendiendo un rol fundamental en este momento, llevando bienestar a la población. Ejemplos de esto son las empresas de diferentes países que tuvieron un incremento en los costos por cuenta de los altos gastos con logística y costos extra con higiene, pero mismo con estos incrementos, las empresas están atravesando esa difícil realidad impuesta sin grandes turbulencias. Los consumidores no perciben todas estas dificultades que necesitan ser superadas para el mantenimiento del abastecimiento regular, sin rupturas.
Sin duda la pandemia deja un ensañamiento de superación, donde el sector se mantuvo trabajando sin interrupciones por todo este periodo turbulento.
Destaco que las empresas ya se adaptaran a este nuevo escenario, donde hicieron los cambios necesarios para garantizar la salud de sus empleados, llevando energía con toda seguridad a los consumidores finales.