20/04/2019

El organismo aseguró que la medida traerá aparejada una reducción del impacto ambiental, una notoria reducción de la emisión de ruidos, gases tóxicos, de efecto invernadero, y material particulado, y mejoraría, de esa forma, la condición de vida de la población. 

El Ente Nacional Regulador del Gas está desarrollando nuevas normativas de seguridad y modernizando los mecanismos de monitoreo y control para promover la ampliación del consumo de gas natural licuado para el transporte pesado y del gas natural comprimido en buses de transporte público, utilitarios y vehículos livianos en general.
El proceso de transformación es necesario y visto por todos los actores del sector como una oportunidad de generar demanda para la producción incremental del gas de Vaca Muerta, así como generar un mayor valor agregado en la fabricación de productos para el uso de estos combustibles alternativos.
Se busca potenciar el desarrollo y producción de compresores, cilindros, válvulas, surtidores y otros recursos para el GNC y de transportes surtidores y otros componentes asociados para la utilización del GNL, lo que fue presentado desde el Enargas como “una oportunidad de crecimiento y modernización del sector”.