20/04/2019

El presidente de Enerfe y autoridades de la comuna de Grutly, presentaron la documentación final para avanzar con el proyecto que permitirá dotar del servicio a la localidad santafecina. El proyecto ya fue aprobado por Litoral Gas y está en gestión ante la secretaría de Energía de la Nación. 

Tras la presentación del proyecto en audiencia pública y cerrado el libro de oposición sobre el plan de obras de GLP en Grutly, las autoridades locales entregaron la documentación final en la empresa Enerfe.
El titular de la empresa Santa Fe Gas y Energías Renovables, Mauricio Colombo, manifestó que “el proyecto ya fue aprobado por Litoral Gas y está en gestión ante la secretaría de Energía de la Nación. El paso que sigue una vez que nos otorguen el permiso a nivel nacional es avanzar rápidamente con la obra”.
El funcionario aclaró que se irá por la etapa completa de la localidad. “Ya tenemos el terreno donde estará ubicado el acopio y contamos con parte de los fondos para iniciar la obra que alcanzará una inversión de 32 millones de pesos, entre contribución de mejoras y lo que aporte Enerfe”.
Por su parte la Jefe Comunal de Grutly, Jimena Senn, señaló que es una gran alegría para el pueblo dado que es un proyecto que se esperaba hace años. “Para los vecinos de Grutly esto es un cambio muy significativo, y se da gracias al acompañamiento de Enerfe y del gobierno provincial”.
Senn agregó que este proyecto abre las puertas para que nuevas empresas se radique en la localidad, siendo muy atractivos en cuanto a la demanda de servicios que las firmas privadas requieren.
“Además permitirá generar mano de obra local que es uno de los principales puntos de nuestra gestión, por ello apuntamos a generar las herramientas y la infraestructura necesarias para que las empresas miren con otros ojos a Grutly”.
En total serán alrededor de 400 conexiones. “Lo que va a quedar para una segunda etapa será la zona de Grutly Norte, replicando el mismo proyecto”, destacó la Jefa Comunal.
Sobre este tema el titular de Enerfe precisó que los trabajos incluirán la red domiciliaria, la estación de acopio y vaporización. “La misma ya está diseñada para que en el momento que llegue el gasoducto a la región, esta red se pueda interconectar al gasoducto pasando de GLP a gas natural”.
La estación de acopio y la planta vaporizadora estarán emplazadas en un espacio amplio, permitiendo el ingreso de camiones y cumplimentando todas las normas de seguridad, para la descarga de GLP. “La misma estará situada en el acceso a la localidad, en un predio que pertenece a la comuna. Una vez que llegue el gasoducto allí mismo se instalaría la planta reductora y esa planta de GLP se llevaría a otra localidad donde se replicaría este proyecto”, acotó Colombo.