A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, el Gobierno estableció los nuevos precios máximos para las garrafas de gas licuado de petróleo que ya comenzaron a regir. Se mantiene el subsidio estatal.

 

La Resolución 56-E de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos establece que la garrafa de 10 kilos tendrá un precio máximo de venta final de $134,38, la de 12 kilos tendrá un costo final de $161,26, mientras que la de 15 kilos de $201,58. Estos valores rigen para todo el país pero no incluyen el costo de envío a domicilio.

El último incremento en el valor del GLP en garrafas, fue en julio del año pasado, cuando el Gobierno estableció un precio máximo final de $97 para los envases de 10 kilos, de $116,40 para los de 12; y de $145,50 para los de 15. 

Con estos nuevos valores, el precio subsidiado para los beneficiarios del plan Hogar, implica un desembolso por parte del Estado de $114,38 por cada garrafa de 10 kilos.

La Resolución establece, además, los precios máximos de referencia en planta del productor y las compensaciones a los productores de butano y propano de uso doméstico con destino a garrafas. El precio para el butano es de $2568 por tonelada y la compensación es de $550; mientras que para el propano esos valores son de $2410 y $200 respectivamente.