20/03/2020

Consisten en la construcción de la interconexión al gasoducto de aproximación y la adecuación de las instalaciones existentes. La inversión es de más de 50.000 millones de pesos.

La provincia ejecuta trabajos de conexión, regulación y obras complementarias de gas natural en la localidad de Sauce de Luna, con más del 60% de avance, lo que permitirá ampliar el servicio y mejorar la calidad de vida de más de 600 familias de la

20/03/2020

Se trata de un proyecto de refuerzo integral que incluye más de 10 mil metros de cañería Y una nueva estación reguladora de presión.

La empresa Camuzzi informó que avanza a buen ritmo y se encuentra próxima a finalizar la primera etapa de la obra de refuerzo dispuesta en la red de distribución local.
El proyecto implica una inversión total de más de $100.000.000 y una vez finalizado, permitirá dotar de mayor

20/03/2020

Se trata de Federico Bernal, funcionario que responde políticamente al círculo que rodea a la vicepresidente Cristina Fernández.

En los próximos días asumirá Federico Bernal como interventor del Enargas, el ente que jugará un rol clave en la revisión de las tarifas que cobran las empresas distribuidoras.
El nombramiento de Bernal se suma al de Andrés Cirnigliano en IEASA, la empresa estatal de energía que volverá a llamarsa Enarsa.

20/03/2020

La firma Aggreko montó en el área Sierra Chata un sistema híbrido de generación con almacenamiento.

Las empresas Aggreko y Pampa Energía firmaron un contrato de cuatro años, por medio del cual se montó un sistema de generación eléctrica que, a partir del gas que hoy producen algunos de sus pozos, alimenta no sólo un grupo de generadores sino también una enorme batería de acopio.
El sistema tiene en total una potencia instalada de 7 MW y es el primero con baterías que Aggreko instala en América Latina.
Desde la firma se destacó que “la combinación de generación térmica y almacenamiento reducirá costos y emisiones de carbono”.
Es que precisamente el gas que utilizan estos equipos térmicos permite reemplazar el uso de otras fuentes más contaminantes como los combustibles líquidos y, al mismo tiempo, permitirá que en el plan de desarrollo de los pozos del bloque, se puedan reducir los venteos de los pozos gasíferos.
Las nuevas instalaciones se montaron en las facilities de la planta compresora de gas que Pampa Energía posee en el área Sierra Chata, y consisten por un lado en generadores térmicos con una potencia de 6 MW y, a la vez, en una unidad de almacenamiento con capacidad para 1 MW.
Desde Aggreko se destacó que “la unidad de almacenamiento permitirá a la planta soportar grandes cambios transitorios de carga sin comprometer el voltaje ni la frecuencia”.
“A medida que el mercado para la capacidad de generación fuera de red sigue evolucionando, vemos que nuestros clientes demandan soluciones cada vez más innovadoras para reducir costos y emisiones, y aumentar la confiabilidad de su suministro eléctrico”, aseguró el director ejecutivo de Aggreko para Latinoamérica y el Caribe, Pablo Varela.
Y agregó que “estamos entusiasmados de poder llevar esta solución pionera a la Patagonia, que representa nuestra primera instalación de tecnología de baterías en Latinoamérica”.
El nuevo sistema permitirá que la planta compresora de gas tenga una provisión de energía eléctrica más estable tanto en tensión como en frecuencia.
A su vez, los motores Jenbacher dispuestos tienen una eficiencia superior al 40%, lo cual redundará en un menor consumo de gas natural y por ende en la generación de la energía necesaria para el predio a un menor costo.
La batería que complementa este sistema híbrido es de tipo Y Cube y tiene una autonomía de 30 minutos.
El desarrollo de este tipo de aprovechamientos energéticos en los campos petroleros de Vaca Muerta, y la Cuenca Neuquina en general, ha ganado terreno en los últimos años, desplazando por un lado el uso de equipos que queman combustibles líquidos y permitiendo también poner en valor el gas de los nuevos pozos que se ubican en zonas aisladas.
Sierra Chata es un área petrolera de Pampa Energía orientada a la producción de gas que está en proceso de reconversión de lo que es la producción convencional al desarrollo de los hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta.

 

20/02/2020

Según datos de la Transportadora Brasilera Gasoducto Bolivia-Brasil (TBG), Petrobras adquirió el año pasado un volumen de 6.409,9 millones de metros cúbicos (MMm3) de gas, un 20,2% menos que los importados en 2018.

Brasil demandó el año pasado un 20,2% menos de gas natural boliviano respecto a 2018. Durante nueve meses, el requerimiento estuvo por debajo de los 24 millones de metros cúbicos por día (MMm3d), que era el volumen mínimo fijado contractualmente.
Según la información publicada en la web de la Transportadora Brasilera Gasoducto Bolivia-Brasil (TBG), Petróleo Brasileiro SA (Petrobras) adquirió el año pasado un volumen de 6.409,9 millones de metros cúbicos (MMm3) de gas, un 20,2% menos que los 8.036,6 MMm3 importados en 2018.
Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petrobras tenían firmado un acuerdo de compraventa de gas natural que caducó el 31 de diciembre de 2019. El contrato Gas Supply Agreement (GSA) establecía un volumen mínimo de compra de 24 MMm3d de gas natural y un máximo de 30,08 MMm3d.
En enero las nominaciones estuvieron en una media diaria de 16,9 MMm3, aunque en febrero subieron hasta los 24,9 millones. En marzo, Petrobras bajó nuevamente su demanda hasta los 13 millones. Y desde abril hasta julio los pedidos cayeron por debajo de ese volumen, según los datos de TBG.
En agosto, Petrobras subió su demanda hasta una media diaria de 13,7 millones, en septiembre a 15,1 millones, en octubre a 29 millones y en noviembre la elevó a su pico más alto del año con 30,9 millones. En diciembre, la petrolera estatal brasileña nuevamente bajó su demanda hasta un promedio diario de 19 millones.
Además de Bolivia, Petrobras importa gas natural licuado (GNL) de países de ultramar. Entre marzo y septiembre sus compras fluctuaron entre un 34% y un 42% de la demanda total. Solo en noviembre se dejó de importar GNL. La petrolera optó por este mecanismo debido a que el GNL, en ese momento, era más económico que el gas natural boliviano.
En los últimos meses de 2018, Petrobras ya había elevado de manera súbita sus compras de GNL mientras reducía sus importaciones desde Bolivia. En noviembre y diciembre sus compras estuvieron por debajo de los 18 MMm3d.
El 2 de agosto de 2019, el presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, reconoció las menores compras de gas desde Bolivia y dijo que era más rentable importar GNL debido a sus menores precios en el mercado. Esa posición fue secundada por la directora de Refino y Gas, Anelise Lara, quien indicó que desde hace ya varios meses la alternativa más rentable para Brasil es la importación de GNL, porque su precio es menor al gas boliviano.