20/01/2019

El objetivo es que el concurso permita más competencia en el proceso de formación de precios en el mercado interno. 

Para lograr una mayor competencia en la compra de gas por parte de las empresas distribuidoras, la Secretaría de Energía llevará a cabo un concurso de precios para el abastecimiento de los usuarios. Se realizará a través de subastas electrónicas en el Mercado Electrónico de Gas (MEGSA).
El concurso, se realizará a mediados de febrero. Los productores y comercializadores de gas podrán presentar sus ofertas de venta -no interrumpible- por distintos plazos, que van desde tres meses hasta tres años.
“Esta medida, sumada a las nuevas condiciones del mercado de gas, en el que la aceleración del desarrollo de los recursos no convencionales está generando excedentes en épocas de menor demanda y una menor dependencia de las importaciones, resultará en una ganancia de eficiencia en la formación de precios”, explicaron desde el Ministerio de Hacienda, a través de un comunicado.
En el sistema de suministro de gas por redes a los usuarios finales intervienen tres actividades: producción de gas natural, transporte y distribución. En las facturas del servicio de gas natural por redes que reciben los usuarios están incluidos los costos de estos tres componentes.
A diferencia del transporte y la distribución, la producción y comercialización del gas natural no se consideran como un servicio público. Por eso, las condiciones de contratación y los mecanismos de fijación de precios del gas en boca de pozo deberían surgir, de acuerdo con el marco normativo vigente, de la libre oferta y demanda.
Las prestadoras del servicio de distribución y los productores y comercializadores de gas cierran los contratos de compraventa de manera bilateral. Después de la aprobación de los cuadros tarifarios correspondientes al período octubre de 2018–marzo de 2019, las prestatarias del servicio de distribución y los productores de gas natural están en proceso de renegociación de las ofertas. En este contexto, el Gobierno busca como alternativa un mecanismo centralizado de transacciones en el mercado electrónico de gas.
En octubre del año pasado, en medio de una polémica, el Gobierno dispuso el cobro de un monto extra a los usuarios -en 24 cuotas- para compensar a las productoras por las diferencias generadas por la suba del dólar entre abril y septiembre de 2018. Pero luego se vio obligado a dar marcha atrás con la medida.
Para evitar que se repita esta situación, el Gobierno a través de un decreto (1053/2018) determinó que, a partir del 1 de abril de 2019, los proveedores de gas y las prestadoras del servicio de distribución deberán prever en sus contratos que en ningún caso podrá trasladarse a los usuarios que reciban servicio completo el mayor costo ocasionado por variaciones del tipo de cambio durante cada período estacional.
El Ministerio de Hacienda anunció que está trabajando en el diseño y puesta en funcionamiento del concurso de precios. Esta es una de las primeras medidas implementadas en el sector energético desde la llegada a la Secretaría de Energía de Gustavo Lopetegui, luego de que el exsecretario Javier Iguacel presentara su renuncia en los últimos días de 2018. Aunque el anuncio de la modalidad de concurso fue realizado directamente por el Ministerio de Hacienda.
En el sector, ya hay dos antecedentes de subastas. El 6 de septiembre de 2018, cuando se llevó a cabo el primer concurso de precios para el abastecimiento de gas -pero en condición interrumpible y con destino a la generación eléctrica- a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa). En el proceso, se recibieron ofertas de 32 oferentes con un precio medio para consumo de USD 3,40 por MMBTU, un 20% por debajo de la referencia anterior.
Luego, el día 27 de diciembre de 2018 se realizó una segunda subasta donde el precio promedio fue de USD 3,53 por MMBTU para el gas de invierno y USD 2,59 por MMBTU para el gas de verano.

20/12/2018

Según datos oficiales publicados en la web del Ente Nacional Regulador del Gas de Argentina, las importaciones del energético desde Bolivia se situaron en una media de 8,9 metros cúbicos por día en noviembre, un 48% menos de lo establecido en el contrato. 

En noviembre de este año, Argentina bajó casi a la mitad la demanda de gas natural de Bolivia, de un promedio de 17,2 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) —pactado entre las petroleras estatales de ambos países para el verano de este año— a 8,9 MMm3d.
La Primera Adenda al Contrato de Compra Venta de Gas Natural suscrito entre la ex Energía Argentina SA (Enarsa), ahora Integración Energética Argentina SA (IEASA), y Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) establece para el verano de este año (del 1 de enero al 30 abril y del 1 de octubre al 31 de diciembre) un volumen mínimo de entrega de 17,2 MMm3d y un máximo de 24,6 MMm3d.
En noviembre, las nominaciones por parte de IEASA fueron irregulares, con picos elevados el 14 y 22 que superaron los 13 millones de metros cúbicos y picos mínimos el 3, 24, 25, 28, 29 y 30 que estuvieron por debajo de los 7 millones.
El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, pidió el 7 de noviembre a las autoridades argentinas “nominaciones trimestrales”, porque la variación en los volúmenes requeridos por el mercado del país vecino “afecta a los reservorios bolivianos”. Citó, por ejemplo, que “un día nominan 20 millones de metros cúbicos diarios y al otro día 8 millones y estos volúmenes son nominados horas antes de la realización del envío”.
Sánchez ratificó también que el contrato con Argentina establece el pago de un take or pay (toma o paga) en caso de que la nominación sea inferior al mínimo contractual. ¿Qué significa esto? Que si Argentina nomina por debajo de los 17,2 MMm3d, definido contractualmente para el período verano de este año, igual tiene que pagar por ese volumen.
Bolivia y Argentina negocian actualmente las modificaciones al contrato de compra venta de gas suscrito entre ambos países.
El Gobierno boliviano ya hizo conocer su posición oficialmente en sentido de que si se modifica el actual contrato, éste debe ser beneficioso para el país. “En el caso de Argentina, es importante aclarar la buena relación que tenemos con su gobierno con quienes estamos trabajando la reingeniería al contrato vigente, pues actualmente la coyuntura del gas es otra y nos tenemos que acomodar; en caso de alguna modificación, ésta será viabilizada solo si beneficia a Bolivia”, declaró el el Ministro de Hidrocarburos boliviano.

20/12/2018

Fue por una incorrecta aplicación del criterio de estimación de consumos por parte de la distribuidora. La multa aplicada asciende a $14 millones, la máxima sanción posible que establece la normativa.  

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) aplicó a la distribuidora Gas Cuyana, controlada por EcoGas, la multa máxima prevista por el marco regulatorio, de $14.000.000, por la emisión indebida de facturas con consumos estimados que recibieron parte de sus usuarios durante el presente año. Además, ordenó a esa licenciataria que dé cumplimiento al proceso establecido en el inciso H del punto 14 del Reglamento de Servicio de Distribución; para determinar si las estimaciones realizadas se adecuan al procedimiento establecido por dicha normativa. “Entre otras cuestiones, la normativa establece que cuando se efectúen estimaciones de consumo, éstas deben basarse en el promedio histórico de consumo del usuario, para el mismo período de facturación de los últimos dos años, o en el consumo correspondiente a igual período del año anterior, si el historial de consumo del usuario fuera menor de dos años”, informó el Ente mediante un comunicado.
Desde EcoGas niegan haber cometido algún perjuicio económico contra sus clientes y aseguran que recurrirán la decisión en los órganos correspondientes, primero administrativamente en sede del Enargas y llegado el caso en la Justicia.
El Reglamento de Servicio prevé la estimación del consumo, sólo cuando resulte imposible el acceso a la lectura del medidor. Esta alternativa únicamente puede aplicarse de manera limitada; excepcional y restrictiva, y sin que la misma pueda utilizarse de forma generalizada. “En este sentido, el Ente Regulador ha podido verificar que era posible acceder al medidor para tomar lectura real en el 90% de los casos auditados en la ciudad de San Juan y en el 84% de los domicilios auditados en la ciudad de Mendoza”, aseguran desde el Ente.
El Enargas instruyó a la distribuidora Gas Cuyana a cumplir con el Art. 31 de la Ley Nº 24.240 de la Ley de Defensa al Consumidor. Esta normativa establece para los casos en los que un usuario hubiera abonado un importe mayor al que le hubiere correspondido, el prestador deberá reintegrarle al mismo la diferencia que exista a su favor, con más los mismos intereses que la distribuidora aplica por mora en el pago de las facturas, calculados desde la fecha de pago hasta la efectiva devolución, y además deberá indemnizar al usuario con un crédito equivalente a un 25% del importe indebidamente cobrado o reclamado.

20/12/2018

El objetivo es acelerar los tiempos para proveer de gas natural a las localidades del norte santafesino. 

La secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, presentó a la empresa Integración Energética Argentina S.A. (ex Enarsa), la propuesta para operar y mantener el troncal y los ramales de derivación del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) instalados en la provincia de Santa Fe.
De este manera, el gobierno santafecino ratificó la propuesta planteada en un encuentro que se realizó el mes pasado con el presidente de Integración, Mario Agustín Dell’Acqua, y del que participó Geese, acompañada por el subsecretario de Gas y Energías Convencionales de la provincia, José Luis Parrino; y el presidente de Energías Renovables (Enerfe), Mauricio Colombo.
“Queremos obtener el contrato de operación y mantenimiento del GNEA en el territorio santafesino para así poder darle rápidamente gas a las industrias y a los residenciales de la zona”, precisó Geese.
La funcionaria recordó que “hace unos días nos reunimos con el titular de IEASA (propietaria del gasoducto), para anticiparle nuestro proyecto. De acuerdo a lo que conversamos y teniendo en cuenta que el gobierno nacional anunció que las provincias por donde pasa el gasoducto pueden hacerse cargo de la operación y mantenimiento, es que presentamos formalmente este pedido”.
En la presentación se adjuntó la propuesta técnica y económica de operación y mantenimiento elaborada por Santa Fe Gas y Enerfe, en la cual se establecen las actividades a desarrollar, el equipamiento y personal necesario y los costos que demandarían, a efectos de gestionar ante el Ente Nacional Regulador de Gas (Enargas), la tarifa de transporte para cubrir los gastos.
También se anexó a la presentación el listado de industrias y localidades con su ubicación geográfica y la estimación del volumen diario de consumo, en relación a la demanda diaria de gas natural requerida en el corto plazo.
El tendido de este gasoducto, en la provincia, se extiende desde Florencia hasta Desvío Arijón con ramales que benefician a unas 37 localidades.

20/12/2018

El acuerdo está destinado a impulsar capital del sector privado para inversiones en la cadena de valor de la energía. 

En el ámbito de la Cumbre de Líderes del G20, el Gobierno argentino firmó un acuerdo marco con el secretario del Tesoro de los Estados Unidos, Steven Mnuchin, para fortalecer la inversión en infraestructura y la cooperación energética. Participaron del acuerdo, los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Relaciones Exteriores y Culto, Jorge Faurie.
“Este acuerdo generará oportunidades de inversión y financiamiento para el desarrollo energético y el crecimiento económico, estableciendo un marco para la integración y es un gran avance para Estados Unidos y Argentina. Impulsar la energía es clave para nuestro desarrollo económico”, dijo Dujovne.
“Este acuerdo marco está destinado a ayudar a impulsar capital del sector privado para inversiones en la cadena de valor de la energía, que incluye desde las primeras fases de la producción, como así también la generación, transmisión y distribución energética”, señaló Mnuchin.
A partir de ahora, ambos países cooperarán para llevar adelante objetivos como integrar fuentes de energías más limpias tales como el gas natural y las energías renovables, y desarrollar capacidad adecuada de almacenamiento de gas natural.
También desarrollar infraestructura midstream y downstream para productos refinados, ampliar la generación de electricidad a partir de gas natural y convertir centrales eléctricas existentes a base de combustibles fósiles para que operen utilizando tecnología de ciclos combinados de gas natural.
Otros de los objetivos del acuerdo es acelerar la adopción, por parte de Argentina, de tecnologías energéticas innovadoras, que incluyen energías renovables y sistemas relacionados de micro redes, de mini redes y almacenamiento de baterías.
En el acuerdo, además, se contempla inversiones en infraestructura de transmisión eléctrica de alto voltaje y en interconexión nacional e internacional, así como mejorar la eficiencia energética.
Finalmente, también se menciona desarrollar mercados profundos y líquidos para los commodities energéticos e instrumentos de deuda respaldados por infraestructura.