20/06/2019

La iniciativa es desarrollada en conjunto por Tecpetrol e YPF. Los estudios realizados revelaron que el área escogida para el “storage” es apta. Las firmas buscan almacenar allí el fluido de Vaca Muerta que en la temporada templada no tiene comprador.

 El incremento en la producción de gas natural, impulsado por los desarrollos en Vaca Muerta, llevó a ese segmento de la producción de hidrocarburos a una crisis impensada hace pocos años atrás, a raíz de la falta de mercado para absorber durante buena parte del año toda la producción generada.
El exceso de oferta, y la aplicación de subsidios sobre una porción de la producción, llevaron no sólo a que en los meses templados sean más de 15 millones de metros cúbicos los que deban dejar de ser producidos, sino también a una fuerte caída en el precio que se paga por el fluido en los meses de menor demanda.
Ante este escenario, un proyecto desarrollado en conjunto por Tecpetrol, la petrolera del Grupo Techint, en alianza con YPF, se plantea como una alternativa tanto para eludir el cierre forzado de pozos por falta de compradores como así también para evitar el bajo precio de la temporada estival.
La iniciativa consiste en utilizar viejos pozos gasíferos depletados para almacenar en ellos una buena cantidad del gas que produce durante los meses de menor consumo, de forma tal de poder extraerlo en los meses de pico de demanda del invierno.
El año pasado la UTE formada por las dos petroleras comenzó a estudiar si el viejo yacimiento Agua Salada, ubicado en Río Negro, podía ser utilizado para tales fines. Si bien el almacenamiento en reservorios depletados es un sistema difundido en algunos países del mundo, en Argentina sólo se cuenta con la experiencia del desarrollo de Diadema, en la zona de Comodoro Rivadavia.
La buena noticia la recibieron las operadoras hace poco tiempo cuando los estudios arrojaron que el yacimiento escogido –cuyo titular es Tecpetrol– es apto para crear allí un sistema de storage de gas. “Los estudios dieron bien porque hemos trabajado bastante, invertido en perforación de pozos para confirmar que el yacimiento está estanco”, aseguró el CEO de Tecpetrol, Carlos Ormachea, al diario Río Negro.
Y detalló que “el proceso de llenado es largo, hay que rearmar el colchón y estamos hablando de uno o dos años porque con la inyección se debe estabilizar la presión para poder luego extraer ese gas”.
Los estudios realizados hasta el momento apuntaron a evaluar las dos condiciones básicas que se necesitan para utilizar un reservorio natural como almacenamiento. Estas son por un lado que la presión interna haya descendido lo suficiente como para permitir el ingreso del fluido, y el segundo es que no se registre ningún tipo de pérdidas o alteraciones en la presión de dicho reservorio.
Ormachea advirtió que “ahora hay que trabajar en el marco regulatorio de este sistema que es una forma de elevar la demanda y aprovechar el pico de invierno”.
De acuerdo a la presentación que las empresas realizaron ante el gobierno de Río Negro, la iniciativa comprende una inversión de 140 millones de dólares no sólo para esta fase de estudio preliminar sino también para la perforación de una decena de pozos de control y monitoreo y para el tendido de un gasoducto que conecte el desarrollo a la red nacional.
El área escogida por las operadoras se encuentra a unos 50 kilómetros de Catriel y posee una superficie de 650 kilómetros cuadrados.
Desde la cartera de Energía de Río Negro se detalló que el reservorio llegó a tener una “presión original de 300 kilos y actualmente tiene 70, es decir que hay una baja importante”, una diferencia que se requiere para poder inyectar el fluido.
En tanto que se destacó que para un campo maduro y con producción en descenso como es Agua Salada la iniciativa resulta más que interesante, en especial si se tiene en cuenta que hasta la fecha sólo se cuenta a nivel país con la experiencia en almacenamiento de gas del desarrollo de Diadema.

20/06/2019

Invitó a las licenciatarias del servicio público de transporte y distribución de gas, productores, cargadores, terceros interesados y al público en general, a expresar sus opiniones y propuestas, respecto del contenido del proyecto “Norma de Calidad de Gas Natural”. 

Según la resolución 309/2019 publicada en el Boletín Oficial, se pondrá a consideración de los participantes de esta convocatoria el expediente electrónico por un plazo de 45 días corridos a contar desde la publicación de la resolución, a fin de que efectúen formalmente sus comentarios y observaciones, los que, sin perjuicio de ser analizados, no tendrán carácter vinculante para esta autoridad regulatoria.
Igualmente, el expediente se encuentra a disposición para su consulta en la gerencia de transmisión del Enargas, sita en Suipacha 636 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En tanto, la medida se publicará en el sitio web del organismo, por el plazo determinado, desde el día de su publicación en el Boletín Oficial de la República Argentina.
“La Consulta Pública tiene por objeto la habilitación de un espacio institucional para la expresión de opiniones y propuestas respecto de proyectos de normas de alcance general”, manifiesta la medida firmada por las autoridades del organismo Daniel Alberto Perrone, Diego Guichon, Griselda Lambertini y Mauricio Ezequiel Roitman.
Así, la participación de las licenciatarias de transporte y distribución de gas, productores, cargadores, terceros interesados y del público en general, en la elaboración de la normativa técnica, “contribuirá a dotar de mayor transparencia y eficacia al sistema, permitiendo a esta autoridad regulatoria evaluar los tópicos a contemplar en la misma”, explica la resolución.
Esta medida se apoya en una reunión del directorio del Enargas, que se llevó a cabo el año pasado en la que se propició la elaboración de una nueva norma NAG que abordara los aspectos técnicos y operativos relacionados con el “Reglamento de Especificaciones y Protocolo de Medición de Calidad de Gas Natural”.
Asimismo, distintos actores de la industria, integrantes del Grupo de Trabajo de Calidad de Gas del Instituto Argentino del Petróleo y Gas (IAPG), iniciaron un estudio relacionado con la resolución ENARGAS N.º I/259/08 y el 28 de septiembre de 2018, presentaron ante esta autoridad regulatoria una propuesta, solicitando se la tuviese en consideración para la elaboración de la nueva normativa que el Enargas dictara en materia de calidad de gas.

20/06/2019

La primera exportación argentina de gas natural licuado zarpó desde el puerto bonaerense de Bahía Blanca. 

Se trata de un primer embarque de 30.000 metros cúbicos de gas natural licuado (GNL), desde el puerto de Bahía Blanca, el primero en la historia del país, con el recurso proveniente del yacimiento de Vaca Muerta.
La barcaza licuefactora Tango GNL, que arribó en febrero de este año proveniente de China a través de un contrato por 10 años, había cargado el fluido desde las primeras horas del lunes en el puerto de la empresa Mega, con lo que se dio inicio al proceso de exportación previsto por YPF y que tendrá regularidad a partir del tercer trimestre de este año, a la vez que la petrolera estatal avanza en la construcción de una planta propia.
La operación de venta está en manos de Cheniere Energy, una compañía de origen americano especializada en gas natural, quien compra el GNL en modalidad de “spot”, para luego revenderlo en mercados tomadores de este recurso.
El vicepresidente ejecutivo de Gas y Energía Eléctrica de YPF, Marcos Browne, informó que se trata de “un proceso que YPF está liderando para exportar y expandir los mercados del gas al mundo y así poder monetizar de manera firme y confiable gas argentino durante los meses de temperaturas templadas en Argentina”.
La petrolera estatal explicó que, al tratarse de la primera operación en su tipo, se debieron completar una serie de pasos, que incluyeron la selección del área de implantación en la empresa MEGA, el proceso de tratamiento y compresión del feed gas para la barcaza, el desarrollo de ingeniería, el movimiento de suelos y la realización de fundaciones.
La flamante planta cuenta con una estación compresora que permite elevar la presión de suministro al valor requerido para tratamiento en la barcaza y un módulo de secado de la corriente de gas natural tratado previamente.
Se trata del primer proyecto flotante de exportación de GNL en América Latina y el tercero en el mundo, que incluirá a la Argentina en el grupo de países exportadores que integran Malasia, Qatar, Nigeria y Rusia, entre otros.

20/04/2019

Permitirán la conexión de mil nuevos hogares al servicio de gas natural. 

La empresa Camuzzi Gas anunció que invertirá $240 millones en el marco de la realización de un proyecto de ampliación de las redes de distribución de gas natural.
“El proyecto permitirá, una vez concluido, mejorar el sistema de distribución de gas a fin de brindar un mejor servicio a los usuarios actuales y acompañar el crecimiento de la demanda que se ha registrado en los últimos años en la zona”, señaló la empresa en un comunicado.
Según se indicó dichas obras prevén la incorporación de 16.400 metros de nueva cañería que “posibilitarán que 1.000 nuevos hogares bahienses puedan acceder al servicio de gas natural”.
La empresa sostuvo que el proyecto se encuentra en el marco del plan de inversiones para el quinquenio 2017-2022 y entre las principales extensiones de red se destacan “las proyectadas para los barrios Villa Floresta y San Jorge, con 2.060 metros de cañería y 185 nuevos usuarios en total”.
Además, y según se informó oficialmente obras similares se llevarán a cabo en los barrios de Aldea Romana, Harding Green, 17 de Agosto, Eduardo Cenci y en la localidad de General Cerri, con un total en conjunto de 3.354 metros de cañería y 191 usuarios beneficiados.
“El plan quinquenal supera 7.000 millones de pesos en toda su zona de operación y tiene por objetivo expandir los sistemas para poder incorporar nuevos usuarios; dar solución a los sistemas que se encuentran operando al límite de su capacidad; mejorar la operación, confiabilidad y calidad del servicio”, agregó la empresa.

20/04/2019

Se trata de la primera licitación de la obra vinculada a la provisión de gas natural para la provincia.  

El ministro de Infraestructura de la provincia del Chaco, Fabián Echezarreta, encabezó la apertura de sobres con ofertas para la construcción de la planta reguladora de presión de gas que se instalará en el Parque Industrial de Puerto Tirol.
“Cuenta con una inversión superior a los 14.800.000 pesos y forma parte de una definición del gobernador Domingo Peppo, en función de fortalecer y potenciar la matriz energética del Chaco”, destacó.
Echezarreta aseguró que el próximo paso es la adjudicación de la obra, cuya construcción y puesta en funcionamiento estima que demandará entre dos y tres meses. “Apuntamos a generar valor agregado en lo productivo y la competitividad destinada a fomentar el desarrollo de nuestros parques industriales”, expresó.
Asimismo, explicó que GasNea ya informó la finalización de la instalación de las redes de distribución en el Parque Industrial de Puerto Tirol. Allí se avanzó en la ejecución de 2.450 metros (1.850 metros de cañería de diámetro 90 mm y 600 metros de diámetro 125 mm), que permite alcanzar a todo el parque industrial.
Por otra parte, en Resistencia comenzaron los trabajos para las redes de distribución por unos 12 mil metros mientras que en Sáenz Peña se realizará en los próximos días una acción similar por 8.000 metros de cañerías. “De esta manera se completarán los más de 22.000 metros iniciales de conexiones para el Chaco”, detalló el ministro.