20/10/2018

Serán contratos a largo y corto plazo “en firme”, de manera ininterrumpida y para ventas de gas en verano, cuando hay exceso del fluido en Argentina. 

Se trata del Procedimiento para la Autorización de Exportaciones de Gas Natural que establece condiciones para exportaciones de largo plazo y corto plazo en firme, largo y corto plazo interrumpibles, para exportaciones estivales y de intercambios operativos. El nuevo procedimiento deja afuera a los proyectos bajo la resolución 46/2017 del Ministerio de Energía que creó el programa de estímulo a la producción de gas desde campos no convencionales, principalmente de la cuenca Neuquina, una norma que en los hechos fue diseñada para incentivar el desarrollo de Vaca Muerta.
La resolución 104/2018, publicada en el Boletín Oficial, establece en los considerandos que “la seguridad del abastecimiento interno a los menores costos posibles se logra con la inserción del país en el corto plazo en modelos de integración energética regional dinámica y activa con países vecinos”. El texto continúa argumentando que la seguridad en el abastecimiento se logra “en el largo plazo en modelos de inserción global, que permitan suavizar las variaciones estacionales de la demanda local y la consecuente variabilidad de los niveles de producción local, a través de la importación y la exportación de excedentes de gas natural”.
Como anexo, la resolución excluye al gas proveniente de proyectos bajo la resolución 46 (y la resolución 447), es decir, de desarrollos encuadrados en el programa que establece estímulos económicos a las inversiones para la producción en reservorios no convencionales, como es el caso de Vaca Muerta. “Las cantidades de gas natural comercializadas en el mercado externo no serán computadas como parte y/o dentro de la producción incluida referida en dicha normativa”, aclara el anexo. Esta medida está enmarcada principalmente a las exportaciones de gas a Chile, algo que no sucede desde hace 11 años.