20/08/2018

Es en el área Sierra Chata y prevé un desembolso de 520 millones de dólares.  

Con este acuerdo la petrolera obtendrá una nueva concesión de explotación no convencional de hidrocarburos en el área Sierra Chata por 35 años para el desarrollo de gas no convencional (shale y tight). El área es de 863,8 km2 y está ubicada a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad de Neuquén.
Pampa Energía es la operadora de la concesión, ya que está en sociedad con la estadounidense ExxonMobil, que posee el 51%, y la francesa Total que cuenta con tan solo 3,5%.
El desembolso de cada firma para la inversión es de acuerdo al porcentaje de participación en el área. Pampa pagará, además, un bono de explotación y hará un aporte a la responsabilidad social empresaria por 30 millones de dólares.
“Este proyecto se encuentra en línea con la estrategia de Pampa Energía de focalizar sus inversiones en la exploración y producción de gas natural, con especial foco en el desarrollo y la explotación de reservas de gas no convencional”, remarca la empresa en un comunicado.
Esta inversión en Sierra Chata para desarrollar shale gas y tight, se suma a los proyectos que la firma ya está desplegando en la Cuenca Neuquina, como son la explotación del campo gasífero El Mangrullo y el de Tacanas Norte, y el inicio de la segunda etapa de la construcción del gasoducto de Vaca Muerta con Transportadora Gas del Sur (TGS).