El 6 de octubre pasado ingresó un proyecto a la Cámara de Diputados que dispone la creación de una planta de licuefacción de gas natural en la Cuenca Austral de la provincia de Tierra del Fuego. La planta se encargaría de realizar el proceso de licuar el gas natural y almacenarlo para su transporte, permitiendo su traslado en forma líquida a través de buques tanques pudiendo regasificarse en las plantas de Escobar e Ingeniero White y desde ahí distribuirse para su consumo.

 

La Cuenca Austral es una de las mayores reservas de gas que posee el país. Sin embargo, este recurso no es extraído por no contar con los medios de transporte adecuados y necesarios, ya que el gasoducto General San Martín (principal unión al continente) se encuentra con su capacidad superada. En consecuencia, implementando dicho proyecto existiría la posibilidad de sustituir el gas importado al aumentar los niveles de extracción del recurso en nuestro país.

 

En su proyecto, el diputado Roma menciona su interés en transformar la matriz económica del país haciendo referencia, incluso, a las políticas llevadas a cabo por el Presidente Frondizi y su entonces Secretario de Relaciones Económico-Sociales Rogelio Frigerio, quienes a través de sus políticas no sólo promovieron sino que llegaron a lograr el autoabastecimiento en materia petrolera.

 

"La construcción de esta planta generaría una nueva dinámica en la estructura de producción energética. Mi provincia podría aportar muchísimo gracias a sus recursos en la solución a la recuperación de la crisis energética que estamos atravesando", señaló Roma y agregó: "El autoabastecimiento es totalmente posible, con esta obra todos los argentinos pagaríamos mucho más barato el gas".

 

Es importante destacar el acompañamiento y la buena recepción que tuvo el proyecto por parte de los Diputado de distintos partidos abarcando todo el arco político.